magic mi

MI Guitar un nuevo concepto de Magi...

https://www.youtube.com/watch?time_continue=18&v=Ou_LR-ZmMAM La tecnología no deja de sorprendernos y muchas veces darnos herramientas que nos ...

nature de mr

Guitarras Nature de Manuel Rodrígue...

Nature, la nueva línea de instrumentos ecológicos de la casa Manuel Rodríguez se presentaron recientemente en Madrid. “Las Nature, como todas las demá...

Palanco

Manuel Rosa Palanco un luthier de V...

La publicación española Huelva 24 tuvo oportunidad de entrevistar a Manuel Rosa Palanco quien es un joven luthier de Valverde del Camino que se dedica...

fender the edge

Fender saca una signature The Edge

Fender lanzó una guitarra y un amplificador en colaboración el guitarrista de U2, the Edge. The Edge Signature Stratocaster y el amplificador Edge De...

MI Guitar un nuevo concepto de Magic

La tecnología no deja de sorprendernos y muchas veces darnos herramientas que nos facilitan la vida. Durante la edición del CES de este año podía encontrarse una guitarra inteligente con la cual es posible aprender a tocar escuchando.
En el video que acompaña el artículo, Ricardo Ortiz nos muestra la guitarra MI de Magic, la cual cuenta con una interfaz de muchas canciones para que puedas aprenderlas a tocar fácilmente (existe una versión gratuita y una premium para obtener más pistas).
Esta guitarra es totalmente eléctrica, no tiene cuerdas y puedes aprender a tocar como realmente es la guitarra, es decir, no tocarás una especie de guitarra de Rock Band, sino que podrás aprender a tocar el instrumento real.
Cualquier persona que no pueda asistir a clases con maestros particulares deberá invertir unos 350 dólares y adquirir este dispositivo musical inteligente que se presenta como una novedad de la que puede llegarse a hablar por mucho tiempo.

Crecimiento de la luthería en Argentina

En un informe publicado recientemente por la agencia Télam se explica como en los últimos años en la Argentina se ha vivido un fervor relacionado a la luthería. Muchos son los que han optado por tomar cursos, clases particulares, o llegando más lejos, han realizado la carrera de luthería en la provincia de Tucumán, sede reconocida mundialmente por su excelencia en la materia.
“El luthier nace como artesano”, define Alfredo Lerma, un restaurador y constructor de guitarras, violines e instrumentos antiguos que hace 10 años comenzó con el oficio y tiene su taller personal en el barrio porteño de San Cristobal.
A Alfredo se le despertó curiosidad y tomo cursos de luthería cuando se compró un violín Stradivarius y un experto al tiempo le dijo que lejos distaba de ser un original. “Varios elementos me trajeron hasta este trabajo, combiné el taller desde mi parte de Técnico Mecánico y la música desde la percusión, ensamblé ambas para encaminarme hacia la construcción de un instrumento”.


Por otra parte, Alfonso D’onofrio, es luthier hace 58 años, y hace 35 trabaja en la antigua fábrica de guitarras Gracia que lleva el nombre en honor al luthier fundador de la dinastía Dionisio Gracia.
“Tenía 15 cuando empecé, es la edad que uno más se compenetra, uno mama el oficio a lo largo de los años con muy poca tecnología, fundamentalmente como un trabajo artesanal”, comenta D’onofrio intentando destacar la fuente esencial que no debe perder el oficio a pesar de manejar grupos que confeccionan hasta 3.000 guitarras mensuales.
Para Lerma el trabajo del luthier es como realizar un traje a medida y define que “el origen de la construcción del instrumento no nace en la madera sino en la reunión del artesano con el músico”.
D’onofrio en su producción dentro de la fábrica destaca a la selección de la madera como el primer eslabón para la confección del instrumento: “Debe ser noble y estar bien estacionada, de eso depende que no se le complique el trabajo a los demás sectores”.
“Es una tarea de mucha soledad, paciencia, atención y mucha concentración, una mínima distracción puede generar un accidente o un error clave en la confección del instrumento” dice Alfredo, explicando que son cualidades que fue desarrollando en este último tiempo y que no venían incluidas en su metodología.
D’onofrio diferencia esa forma de vincularse con el oficio, “acá se trabaja en equipo, distintos grupos coordinados, cada uno en su rol, y tratando de incorporar en cuenta gotas, y en lo que se pueda, la tecnología”.
“La industria es la industria, no hay competencia, nosotros a lo sumo hacemos dos guitarras a la vez y terminamos agotados”, destaca Lerma y hace hincapié en que “la búsqueda es la excelencia, refinarse en la construcción del instrumento, es el mejor regalo cuando un músico se encuentra con el instrumento”.

Guitarras del Mundo en 56 escenarios

El mayor encuentro de la guitarra a escala global, el Festival “Guitarras del Mundo”, se realizará a partir del martes en 56 sedes de la Argentina con la presencia de instrumentistas de renombre internacional, otros desconocidos para el gran público y una diversidad de escuelas estilísticas que coinciden en poner al instrumento en el centro sin ninguna intención especulativa o comercial que invada el espacio artístico.
Será la 22a edición del Festival, que se realiza desde 1995. “Si algo se destaca de nuestro encuentro es la permanencia, la capacidad por superar toda coyuntura política. Nadie podría interrumpir este Festival sin soportar un enorme costo. Y esa es una enorme conquista”, reflexionó el tucumano Juan Falú, director y programador del espacio.
“Guitarras del Mundo” se realizará entre el 18 y el 30 de octubre en escenarios de todo el país, apoyado por la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) y el Ministerio de Cultura de la Nación.
“Tuvimos en estos años nuestros momentos de crisis. El peor momento fue el 2001 y 2002. Una vez que superamos aquello se instaló la idea que este encuentro era ya definitivo, que había una estabilidad que no tenía marcha atrás”, dijo Falú.
La edición 2016 del festival incluirá la presencia de concertistas de más de 12 países y 200 músicos nacionales. Entre ellos, Eduardo Fernández, Jorge Cardoso, Ricardo Moyano, Dale Kavanagh, Roberto Aussel, Roland Dyens, Shin-Ishi Fukuda, Raphaella Smits, Carlo Domeniconi, Juanjo Domínguez, Víctor Villadangos, Juan Falú, Rolando García Gómez, Rudy Flores, Silvina López, Virginia Pagola, Lucho González, Juan Quintero, Osvaldo Burucuá, Ernesto Méndez, Agustín Luna, Carlos Moscardini, entre otros.
Como es habitual, el Festival homenajea a un instrumentista fallecido entre edición y edición; en este caso, Nini Flores, que si bien era más conocido como ejecutante del acordeón y bandoneón, también era un guitarrista de oficio. El músico falleció el 7 de agosto. (Agencia Télam)

A %d blogueros les gusta esto: